Ir a versión        
móvil                 
miniatura de la portada         Martin13.com
  Libro 'Beber agua de mar'

Prevención e higiene diaria de los dientes

última modificación: 8/15
(con extractos comentados del libro del Dr. Adler)

Limpieza diaria

Conviene que nos cepillemos los dientes (con un cepillo mojado con agua de mar) para eliminar restos de comida y que no se pudran dentro de la boca. (Y luego lavar el cepillo y aclararlo finalmente con agua de mar para que, al secarse el agua, quede impregnado de sal).
No usar ni pasta de dientes, ni colutorios (¡ y menos con flúor !).

Parece que los Amish se cepillan poco los dientes y mucho menos se pasan la seda dental entre ellos. No se hacen endodoncias, ni implantes,... cuando una caries está tan avanzada que ya duele, se extraen el diente. Cuando les faltan varios dientes se ponen una prótesis removible.

Prevención

Prevención emocional

Según Hamer las caries las provocamos por nuestra agresividad contenida. Por otro lado, la agresividad también nos acidifica el cuerpo.

Prevención dietética

Si nos acidificamos con alimentos refinados (especialmente el azúcar) o medicamentos, el cuerpo trata de compensar ese desequilibrio usando el calcio de los huesos. Se nos van debilitando y podemos acabar rompiéndonos los dientes o con caries.

En el caso de niños es importante que tengan que masticar los alimentos, no darles comida blanda.

"Desde la fecha de la última edición del libro, se observa un incremento importante de las anomalías en la dentadura. Ello está relacionado con la ortopedia* maxilar que se aplica para corregir anomalías en la alineación dental; entonces, los colegios, la prensa, los padres y sobre todo la televisión, deberían hacer hincapié constantemente sobre los perjuicios que conlleva esta práctica, en la que prevalece el factor estético y no tiene en cuenta la realidad que significa, dado que los daños pueden influir también, generalmente, sobre el Sistema Nervioso Vegetativo y, sobre todo, en el desarrollo psicosomático del individuo.
(En el capítulo IX se profundizará más sobre este tema). El motivo es la compresión, por falta de espacio, y las irritaciones mensurables que provoca. El mal general es, entre otros, cada vez más la alimentación blanda, que conduce a la pereza en la masticación."
"En animales jóvenes, podemos observar este fenómeno correctamente desarrollado. Monos, perros y gatos mordisquean desde muy pequeños todo lo que encuentran, y así logran un desarrollo normal de los maxilares. Nunca he observado esta clase de anomalías en las dentaduras de monos, perros y gatos.
Experimentos llevados a cabo con animales (pobres animales), a los que se les efectúa una intervención consistente en separar un determinado nervio que les produce una incapacidad de masticación en el mandibular, se ha conseguido reproducir anomalías dentales semejantes a las que son "normales" en los niños a causa de su subdesarrollo dental (pobres niños).
Pero la tragedia del ser humano ya comienza cuando, tras el parto, se separa al niño de la madre, provocando consecuentemente un shock psíquico, a lo que se añade un periodo de lactancia demasiado corto (cuando no se da un sustitutivo de la leche materna ya desde el comienzo).
Lo grave de todas estas circunstancias es que, inmediatamente después del nacimiento, se desarrolla un ser humano "defectuoso".
La pereza de masticación precoz es también una de las causas del aumento de paradontalgias e implica en primera línea a todo el sistema digestivo."

(* "Ortopedia maxilar": se refiere a las ortodoncias, hoy en día tan en boga, y que conllevan tantos problemas para el sistema nervioso y, en consecuencia, para la salud.
Se está constatando que los portadores de tal "tratamiento" ortodóncico, jóvenes púberes y en edad escolar, en muchos casos pueden sufrir una regresión en su intelecto que se manifiesta en forma de desinterés en sus estudios, o, si no, igualmente en un descenso de las evaluaciones escolares, a pesar del esfuerzo que puedan mostrar en el tiempo de estudio. Sus notas escolares descienden alarmantemente. Además, esta patogenia se manifiesta en el comportamiento, que al alterar el sentido de la percepción, en ocasiones producen cambios en su conducta. También en otros casos se ha manifestado una fatiga de tipo crónico, y en otros, a las pocas semanas de habérseles colocado la ortodoncia, se les han manifestado, por ejemplo, asma, diabetes, leucemia, etc.)".

Evitar los excesos: hay gente que se ha quedado sin dientes por abusar de beber zumo de limón.


Conferencia: "Agua de mar y Hamer: sus límites"

Hora y sala pendiente de concretar (entre el 29 de sept. y el 1 de octubre).

www.biocultura.org



Ir a versión        
móvil                 
Copyright   Aviso legal Arriba