Más   
info   
Libro 'Beber agua de mar' Ir a versión no móvil

Cómo beber agua de mar en caso de naufragio

Disponemos de bastante tiempo antes de sentir sed

En caso de naufragio, después de las primeras acciones urgentes, como ponernos a salvo en un bote salvavidas, abrigarnos en invierno, salvar a otras personas,... disponemos de mucho tiempo antes de que nuestro cuerpo tenga sed.

En ese tiempo, tenemos que hacer lo siguiente para sobrevivir hasta que nos rescaten:

  1. Evitar el gasto de energía de cualquier tipo:

    • Mantener la calma. Reducir los pensamientos a los imprescindibles, pues el pensar gasta mucha energía. El pensamiento que más gasta es la ansiedad, la preocupación inútil por nuestro futuro.

    • Evitar cualquier actividad física innecesaria, incluso hablar.

  2. Evitar la deshidratación, para ello:

    • Respirar por la nariz.

    • Evitar sudar, no exponernos al sol, cubrirnos sobretodo la cabeza.

  3. Si somos varios, controlar el ambiente del grupo adoptando una actitud modelo para los demás: un sólo náufrago sereno arrastrará a los demás.

  4. Ir bebiendo, como si de un juego se tratara, pequeñas cantidades de agua de mar (una cucharada cada hora) y mantenerla en la boca ensalivándola hasta que no la notemos salada. Sólo entonces debemos tragarla.

  5. Bebernos nuestra propia orina, también despacio.

El agua de mar también nos reduce el hambre

De esta forma, bebiendo agua de mar, además tendremos menos sensación de hambre.

Nuestro cuerpo, para seguir funcionando sin comida, irá quemando grasa, hidratos de carbono y proteínas, a razón de 1 a 2 kilos diarios. Al quemar lo anterior también produce agua que necesita para funcionar (este agua se llama "agua metabólica").
Con este agua interna y el agua de mar que bebamos que nos aporta los minerales imprescindibles (como saben muy bien los corredores de maratón), sobreviviremos más de una semana fácilmente y tendremos más posibilidades de que alguien nos rescate.

En el caso de conseguir pescar algún pez, podemos aguantar mucho más tiempo, como demostró Alain Bombard, que consiguió atravesar el Atlántico en 65 días en una lancha neumática sin provisiones (pero comiendo pescando y bebiendo agua de lluvia).

Ya está demostrado

En 2004, durante la celebración del III Congreso sobre el Agua de Mar, en las Islas Canarias, un grupo de investigadores comprobaron lo anterior haciendo de "náufragos voluntarios" durante una semana en un bote amarrado en un puerto (la policía no les permitió salir a alta mar).

En este experimento demostraron que se puede vivir una semana sin beber agua normal, sólo agua de mar, e incluso haciendo ejercicio y trabajando en las tareas del Congreso (eso sí, perdiendo peso día a día)

(Entrevista a Mariano Arnal, uno de los "náufragos": www.aquamaris.org/naufrago-voluntario-entrevista-a-mariano-arnal/

Importancia del control mental

Aquí no hemos hablado de todos los aspectos de control mental, que nos enseñaba la Iglesia (la verdadera, no la de ahora) y son la mejor guía de comportamiento y supervivencia en caso de peligro:

  • Mantener la esperanza, la caridad si somos varios los náufragos.

  • No pecar de pensamiento: ver si nos vienen miedos, odios,... y no dejar que nos ocupen la atención.

  • Rezar mentalmente con tranquilidad y confianza y pedir a nuestro Padre, como Hijos de Dios que somos.

  • etc.)


Conferencia: "Agua de mar y Hamer: sus límites"

Hora y sala pendiente de concretar

www.biocultura.org




Más info   


Copyright  



Aviso legal



Arriba