Más
info
miniatura de la portada Martin13.com
Libro 'Beber agua de mar'

La salud no es lo más importante

Tener salud es como tener dinero:

Cuanto mejor estamos de salud más cosas podemos hacer (podemos ir de viaje a subir montañas, recorrer continentes en bicicleta,...)
Y en esta sociedad capitalista (donde con dinero se puede comprar casi cualquier cosa), cuanto más dinero tenemos, podemos contratar a más gente que haga lo que queremos (desde una empleada del hogar, todos los empleados de mi empresa o la gente de un país donde mando yo).

Pero si no sabemos quienes somos ni para qué vivimos, cuanta más salud y dinero tengamos, sólo servirán para equivocarnos más y más.

Es como el que no sabe dónde está ni hacia donde debe ir: cuando más corra, más se perderá.

Si nuestra meta en la vida es"ser felices", "disfrutar de la vida",... pues no coincide con la que podemos imaginarnos de cualquier gran personaje.

Imaginémonos que somos cualquier celebridad: (no de las actuales, que son "de cartón piedra", sino de las de la antigüedad o de la Edad Media)
¿Nos podemos imaginar a Isabel la Católica, a Jaime I, a Carlomagno, diciendo que viven "para ser felices", "para pasarlo bien", "para disfrutar de la vida",...?

- - -

En el Padre nuestro, pedimos “líbranos del mal”, y el Catecismo del concilio de Trento no explica que el mal puede ser también: “aquellas cosas que, aunque juzgadas buenas por todos, pueden ser causa de mal y de perdición de nuestra alma, como las riquezas, los honores, el vigor corporal y aún la misma vida, si Dios sabe que han de ser para nuestro mal”.

Copyright  -  Aviso legal   -   Arriba