Más
info
miniatura de la portada

Bellas imágenes de Montserrat

Montserrat rodeada por un mar de nubes

montserrat rodeada por nubesSegún el tiempo que haga y por la mañana, antes de que se disipen las nubes.
















La cruz de S. Miguel

Fuera de la cruz, sólo el abismo

Cruz de S. Miquel

Mausoleo del tercio de requetés de Nuestra Señora de Montserrat

estatua requetes montserrat(Más sobre los requetés y su importante boina roja en este otro artículo)

La correcta forma de ver esta figura (que homenajea a los requetés que dieron su vida por Dios y por España en la guerra de 1936)...



es con esta perspectiva, que muestra lo que el soldado moribundo está mirando: el camarín de la Virgen. (Actualmente no puede verlo porque construyeron el restaurante que le tapa la visión del camarín).

estatua requetes montserrat 2

Sant Jordi (San Jorge) matando al dragón

sant jordi en montserratEsta estatua está en la capilla que está detrás del camarín de la Virgen, a la que se accede por una puerta que está justo después de honrar a la Virgen. El exterior de esa capilla es lo señalado con la flecha en la imagen anterior.

Fuente de la foto y ampliación en: flickr.com

Hay que fijarse en su expresión serena, tranquila, confiada, totalmente diferente de la emocionalidad con la que nos quieren manipular desde los medios de difusión (dirigidos por el Diablo).

Los santos no gritan, chillar ni hacen gestos violentos cuando vencen la tentación. Igual que los mártires de todos los tiempos: cristeros de México, guerra de España de 1936, que morían gritando “Viva Cristo Rey” y perdonando a sus asesinos.

La vida

No es el tronco que haya crecido torcido, es la raíz que busca el alimento bordeando las mayores dificultades. Árbol en la bajada hacia el camino a la Santa Cueva.

árbol que busca el alimento

















Camarín de la Virgen

Camarín de la Virgen


Rosetones Santa Cueva

rosetón santa cueva


rosetón santa cueva


rosetón santa cueva


Muy bellas imágenes del Cavall Bernat

En este otro artículo.

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright  -  Aviso legal      
Arriba