Más
info
miniatura de la portada

Ampliación de lo dicho en el libro

Ampliación de los contenidos del libro

Preguntas sin respuesta sobre el agua de mar

Fe de erratas

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright  -  Aviso legal      
Arriba