Más
info
miniatura de la portada

Mi recomendación terapéutica

(Recomendación general. No soy médico ni terapeuta)

Para los problemas locales, agudos, aislados

Agua de mar para:

Estos problemas también pueden tratarse con agua de mar por otras vías, pero creo, en general, menos convenientes. Aunque el agua de mar resuelva el problema rápidamente, conviene, sin prisa pero sin pausa, investigar la causa y tratarla. Las cosas no nos vienen “porque sí”, por “mala suerte”.

Para todo lo que son trastornos graves (cánceres)

Hamer.

(Aunque casi siempre conviene echar una ojeada a los libros de Hamer aunque la enfermedad sea más banal: gota, migraña,...). Hamer también nos sirve para entender muchos síntomas leves (gripes, fiebres,...).

Si Hamer nos alumbra en nuestro problema, entonces podemos hacer lo explicado en detalle en el libro (cap. 9) y usar el agua de mar o cualquiera de las innumerables terapias que hay, escogiendo la que más nos convenga (y no nos dañe el cuerpo ni el espíritu -terapias solapadamente demoníacas).

Ojo con Hamer: si el diagnóstico se ha hecho en base a un TAC, entonces no hay más que hablar, lo que dice el TAC “va a Misa” (misas verdaderas como las de antes, no como las de ahora). Pero si el diagnóstico se ha hecho en base a una entrevista con el paciente, aunque parezca “clarísimo” el choque psíquico que sufrió como desencadenante de la enfermedad, no hay que olvidar nunca los dientes, que pueden ser el verdadero origen, y el diagnóstico en base al shock psíquico sólo una casualidad o un error de diagnóstico.

Resto de problemas que no están contemplados en los puntos anteriores

Para todo lo que son trastornos funcionales sin una manifestación orgánica (como el Alzehimer) o sin un origen claro, conviene comprobar:

- - -

Evitar las cosas tóxicas (azúcar, comida envasada o preparada, tabaco,...). Pues quizá estos pequeños problemas son sólo originados porque nos intoxicamos (levemente) con lo anterior.

- - -

Para el resto de problemas leves, probablemente el agua de mar (bebida), con sus oligoelementos, quizá sea suficiente para hacerlos desaparecer, pues quizá sean debidos a falta de ellos porque los alimentos de ahora suelen carecer de ellos.

- - -

Tener la mejor relación posible con Dios, siguiendo la religión de nuestros abuelos (no la que enseñan ahora). Esto es lo principal y lo mejor, porque sino, estaremos sanos para hacer el mal con más energía, como cuando fuimos jóvenes.

Copyright  -  Aviso legal      
Arriba