Más
info
portada
italiano español français Русский

Si desea ver el menú de informaciones, pulse en "Más info" o use su teléfono en posición apaisada.

Reducir el consumo de sal acorta la vida

(Tomar demasiada también la acorta, pero menos)

Estudio

Del “The new england journal of medicine” sobre 100.000 personas en 17 países.

La gráfica muestra la cantidad de sodio excretada por día y probabilidad de muerte.

Hay que multiplicar por 2,5 las cantidades de sodio para obtener la cantidad de sal (porque el sodio es sólo uno de los dos componentes de la sal).

Resultado: los que menos se mueren son los que toman entre 10 y 15 gramos de sal al día.

Es decir, los que toman entre el doble y el triple de lo que recomienda la OMS (5 gramos al día).

¡Y se mueren mucho más los que toman poca sal que los que toman mucha! (Tienen el mismo riesgo los que toman 30 gramos que los que toman 7 gramos): más vale pecar de salados que de sosos.

Estudio consumo de sal

Enlaces

Estudio (en inglés) aquí.





Apreciado lector:

Cada uno tenemos una preocupación más importante:

  • los mayores, no caer enfermos, porque tienen el sustento asegurado.

  • los adultos, quedar sin trabajo.

  • los jóvenes despiertos ven que el futuro está cada vez más negro.

Todo eso es lógico, pero nos conviene mirar más allá. Ver que la actual forma de vida no puede continuar, no es suficiente. Hay que mirar más allá.

Comenta un cura, que es de los poquísimos ahora en activo, que ahora "todo el mundo se quiere salvar". Él habla por la gente que tiene miedo del virus, pero como por lo dicho antes, esto nos afecta a todos, un servidor está preparando un escrito que quizá pueda ayudarles. Dios mediante, para antes de 1/4/2020.

He preparado un aperitivo de ese escrito (una página). Se titula: "Qué hacer para ir al cielo" y lo tienen aquí.

Sobre el virus, he ordenado las diferentes opciones en este artículo

Homilía del domingo 29/3/2020 en Sant Jordi de Vallcarca, Barcelona.

Nosotros a lo nuestro, a rezar el Rosario.

Copyright - Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba