Más
info
miniatura de la portada
italiano español français Русский

Talasoterapia en casa

(Bañera hecha en casa para tratarnos las hernias discales o la psoriasis con agua de mar)ba�era casera

última modificación: 1/15

El beber agua de mar y sobretodo las inyecciones subcutáneas de agua de mar van muy bien para las hernias discales, como se explica en la página correspondiente.

Pero las inyecciones tienen sus inconvenientes:

Invento casero para evitar las inyecciones

Se trata de bañarnos en casa en agua de mar, en una bañera de plástico que nos vamos a montar de forma muy sencilla y necesitando muy poca agua de mar (que podemos reutilizar varias veces). (En verano es más fácil de hacer, pues el agua no está fría.

En el libro Beber agua de mar está explicado cómo montarnos un "ofuro" en casa, que va bien sobretodo para bañarnos en invierno los que tenemos calefacción de agua por radiadores. Pero requiere 100-150 litros de agua. Igual que llenar una bañera. De esta manera sólo necesitamos 10 litros.
En invierno, podemos calentar el agua de varias formas: desde calentándola al baño María, un cable calefactor como el que se usa para los terrarios, poner una manta térmica debajo de la bañera,...
Siempre cuidando que no pase la temperatura que soportamos sin quemarnos, 44 grados, pues perderá sus mejores propiedades.

Se trata de hacernos una bañera con un plástico que ajuste bastante al cuerpo (con las piernas fuera) y bañarnos en agua de mar bastante rato.

Estar así todo el tiempo que podamos, preferiblemente antes de acostarnos por la noche (*)

Es conveniente, antes de meterse en la bañera friccionarse con un guante de esparto toda la piel que vayamos a mojar, porque así:

Desde el primer baño se nota mejoría.

Material:

Procedimiento:

Preparamos la bañera:

En imágenes:

paso primero

paso segundo

paso tercero

paso cuarto

paso quinto

paso sexto

paso séptimo

paso octavo

resultado final

Sólo falta poner la toalla en el fondo, verter el agua y meternos.

(si antes nos lavarnos con jabón, el agua de mar podremos reutilizarla más veces).

Para otras afecciones localizadas, podemos hacer el mismo invento o usar un recipiente donde meter la parte afectada: por ejemplo la rodilla.

Calentar el agua

En una cocina de gas o eléctrica (no de inducción)

René Quinton recomendaba calentar el agua "al baño María" (en aquéllos tiempos no había electricidad): sin que el fuego toque el recipiente donde está el agua. Es decir que hay que meter el recipiente con el agua de mar dentro de otro recipiente con agua que es el que calentaremos. Hay que poner algo debajo del recipiente con el agua de mar para que no toque el fondo del otro recipiente.

Quizá se pueda calentar al fuego (sin “baño María”) removiendo continuamente con la mano tocando el fondo, asegurándonos así que el fondo no sobrepasa los 44 grados (cuando nos quemamos).

En una cocina eléctrica de inducción u horno microondas

Mejor no hacerlo así no sea que los fuertes campos magnéticos de la cocina o las microondas del horno afecten a la calidad del agua. Es una forma mucho más rápida de calentar las cosas, pero como dice el refrán marinero: "A grandes velocidades, grandes desastres".

Con otras cosas

Podemos usar una yogurtera y, en vez de poner los vasos con leche, ponemos encima el recipiente con el agua de mar. Tienen poca potencia (15w) por lo que calienta muy poco a poco.

Podemos usar un cable calentador como los que se usan en los terrarios o peceras. Los hay de 50w (calientan el triple de rápido que lo anterior)

Parece recomendable colocar el cable calentador unos centímetros por debajo del recipiente con el agua, no sea que los pequeños campos magnético y eléctrico que genera perjudiquen las propiedades del agua.

En ambos casos es conveniente taparlo todo con una manta o abrigo, para que no se vaya el calor.

Beneficios de calentar el agua lo máximo posible sin quemarnos

Las células de nuestro cuerpo funcionan cada vez mejor al subir la temperatura (hasta los 44 grados en que se mueren y sentimos que nos estamos quemando). Con el agua de mar y la temperatura podrán hacer mejor las reparaciones que haya pendientes.

Los poros se abren con la temperatura (como en las saunas) y puede penetrar más agua de mar.

Si el agua que ponemos en la bañera no nos cubre totalmente, ponernos una toalla por encima que iremos remojando de vez en cuando. De esta forma toda la parte del cuerpo que toque la toalla mojada también irá absorbiendo el agua de mar (tiene el pequeño inconveniente de que, al evaporarse enfría la toalla y nos enfría).

(*) Porque la noche son las horas del día cuando el cuerpo se dedica a hacer más reparaciones. De día lo tenemos ocupado trabajando, comiendo,... Qué mejor momento para meternos agua de mar que inmediatamente antes de cuando el cuerpo la va a usar para regenerarse.

ANTES DE BAÑARSE ASÍ DEBE LEER EL AVISO QUE SE ENCUENTRA AL FINAL DE ESTA PAGINA

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright - Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba