Más
info
miniatura de la portada

Ventajas de recoger uno mismo el agua del mar (e inconvenientes)

La ventaja principal es que, por lo poco que nos cuesta, podemos usarla para cocinar y casi prescindir totalmente de la sal, además de que podemos usarla para muchas más cosas, desde cepillarnos los dientes y luego enjuagarnos con ella, remojarnos el pelo cada mañana, lavar al perro, desamargar las aceitunas, etc.

Aparte de esta ventaja económica, sobre la calidad del agua:

Ventajas

El agua de mar que venden las empresas, en el proceso de captación, transporte, depósito y embotellado:

Todos estos cambios son nuevos para ella, distintos a los que está acostumbrada; y por ley, es sometida a tratamientos innecesarios y perjudiciales (luz ultravioleta).

En el proceso de filtrado pierde todo lo vivo que contiene el agua en su estado natural: bacterias, vegetales (fitoplancton), animalitos (zooplancton). El agua de mar natural contiene muchas bacterias pero ninguna perjudicial para el hombre o animales (*).

El agua que recogemos nosotros con un cubo de la playa o desde las rocas, sólo tiene contacto con pocos tipos de materiales (plástico del cubo, del embudo y de la garrafa), no sufre cambios de presión o temperatura (excepto que dejemos el auto cargado al sol con las ventanillas cerradas) y contiene todo lo vivo que contiene el agua de mar natural.

Inconvenientes

- Podemos recogerla de un sitio más contaminado de lo que creemos, percibimos con la vista, gusto u olor.

(Las ventajas o inconvenientes evidentes no las comentamos aquí, como la ventaja de poder comprar un litro de agua de mar en Madrid, a 300 Km de la costa más cercana, por 1 euro).

(*)

Hay una especialidad de biología llamada “Microbiología marina” precisamente dedicada al estudio de todos estos microorganismos: 1 millón de bacterias por cada mililitro de agua de mar, mil millones de bacterias en cada litro de agua de mar. Ninguna de ellas perjudicial como lo prueba la experiencia de numerora gente que se ha inyectado agua de mar sin filtrar y sin tener ninguna reacción adversa. (Artículo sobre las bacterias en el mar).

Recordemos asímismo que nuestro cuerpo tiene diez veces más bacterias que células. Tenemos unos 37 billones (millones de millones) de células, y 370 billones de bacterias, sin las que no podríamos vivir; y varios miles de millones de hongos y millones de ácaros). (Fuente: www.nacion.com/ciencia )

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright  -  Aviso legal      
Arriba