Más
info
miniatura de la portada

Millones de bacterias en el mar y no pasa nada

El agua de mar en su estado natural (hasta en las sitios más vírgenes) contiene un millón de bacterias en cada centímetro cúbico. Mil millones de bacterias en cada litro.

“En cada mililitro de agua de mar viven unos mil protistas, cerca de un millón de bacterias, y cerca de 10 millones de virus (y levaduras y hongos) y, como veremos más adelante, es posible que estos recuentos sean muy conservadores. Estos microorganismos planctónicos no son sólo responsables de la degradación de la basura del mar, sino que también llevan a cabo la mayor parte de la fotosíntesis y de la respiración en el mar y, por tanto, mantienen del equilibrio de CO2 entre el mar y la atmósfera.” (Fuente: www.asesmar.org)

No sólo no son perjudiciales para el hombre y animales, sino que además vivimos gracias a ellos, pues son la mayor fuente de oxígeno del planeta (no son los bosques tropicales, sino los océanos los mayores productores de oxígeno, y en los océanos esos microorganismos son los que lo producen).

Y, encima, ¡degradan la basura que les echamos! (no es excusa para seguir echándola, pero tampoco darle demasiada importancia: ver artículos sobre el plástico que falta en los océanos y su poder autodepurador)

No son perjudiciales para el hombre porque la experiencia lo demuestra:

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright  -  Aviso legal      
Arriba