Más
info
miniatura de la portada
italiano español français Русский

Las enfermedades mentales

(tal como humildemente las ve el autor de esta web, que no es psiquiatra, psicólogo ni terapeuta)

Definiciones

Sociedad

En este momento, como nadie defiende la Verdad (la jerarquía eclesiástica está dirigida desde 1958 por el diablo), pues estamos bastante equivocados, especialmente en los aspectos más importantes de la vida: quiénes somos, para qué estamos aquí, cómo cumplir nuestra misión. Por tanto, estar perfectamente integrado en esta sociedad es signo claro de error.

Cordura, normalidad

Es cuando podemos controlar nuestros pensamientos.

Pensar cuerdamente es como conducir (bien) un auto.
Encadenamos nuestros pensamientos como movemos el auto hacia donde nos interesa.
Durante el trayecto podemos considerar detallada y concentradamente un tema (podemos disminuir o incluso parar la marcha), evitamos dar cuerda a los pensamientos equivocados (evitamos los obstáculos, chocar con otros autos, las direcciones prohibidas).
Para conducir el auto necesitamos energía (gasolina), saber controlarlo, estar más o menos orientados y un sitio a dónde ir.

Enfermedad, trastorno mental, locura

Es cuando no somos capaces de conducir el auto hacia donde queremos. Puede ser simplemente porque no tenemos energía (esto es lo que quiere resaltar este artículo, más adelante se detalla). Es un poco como cuando estamos agotados: todo lo vemos negro y estamos irritables. Después de una ducha y descanso vemos las cosas de otra manera.
Las enfermedades mentales no son más que comportamientos erróneos (que todos tenemos en mayor o menor grado -Nota al pie-).

Los ataques epilépticos no son enfermedades mentales. Son sólo fenómenos pasajeros (entre unos segundos y 3 días) que ocurren en la mitad de la "fase de curación". Sus síntomas dependen de cómo fué la "fase de tensión" anterior. El Dr. Hamer, dentro de su Nueva Medicina Germánica, así contempla la epilepsia.
Los psiquiatras llaman ataques epilépticos a lo que también pueden ser estados de trance provocados por estímulos externos (palabras, músicas, luces intermitentes,...)
Depresión
Hay una experiencia que la religión o los chamanes llaman "descenso a los infiernos", "encontrarse con el Guardián del Umbral", "la noche oscura del alma",... La reacción habitual es salir corriendo y no querer volver a saber nada de ella. Muy pocos son los que aceptan quemar Ego, ideales, motivaciones, deseos, "sentido de la vida", como pago para llegar a ser "hombres verdaderos".
El resto (la inmensa mayoría) se quedan:

Persona

Bichito(a) con dos piernas destinado a crecer hasta el infinito sin levantar los pies de la tierra.

Diablo

Nuestro enemigo. Fuente de donde recibimos todas las malas inspiraciones. No puede entrar en nuestra casa si no le abrimos la puerta (con nuestros pecados, drogas, prácticas ocultistas,etc.)

Etiología, origen, causa del trastorno mental

El Dr. Adler, miembro honorífico del colegio de dentistas de Cataluña (España), en su libro dedica un capítulo a narrar cómo quitando dientes "matados el nervio" se curaban enfermos psiquiátricos. Los dientes endodonciados, restos de raíces, implantes,... pueden provocarnos cualquier tipo de enfermedad porque nos drenan mucha energía.

Si a ello unimos:

pues acabamos con un nivel de energía tan bajo que es lógico que no podamos controlar nuestros pensamientos.

("Los shocks nerviosos agotan el cerebro del hombre actual", y por ello "el mero descanso anímico es un factor terapéutico importante" El alma lo es todo; Dr. Franz Völgyesi. Cualquier actividad que nos distrae de nuestras obsesiones lo es: barrer la casa, hace yoga, cuidar las plantas,...).

Nuestras funciones mentales más elevadas (el control de nuestros pensamientos, el estar inspirado, la capacidad de concentración), son las primeras que nos fallan cuando no estamos rebosantes de energía.

Los trabajos que nos requieren una gran tensión mental, como trabajar con compañeros/jefes/subalternos/alumnos/clientes difíciles en tareas importantes y delicadas, son extenuantes, aunque estemos sentados todo el día.

El Dr. Hamer nos explica algunos trastornos mentales como resultado de dos o más choques psíquicos sin resolver, activos.

(Según de qué tipo fueron, nuestro sexo, estado hormonal y anteriores choques, nos dice qué tipo de trastorno tenemos; o simplemente viendo nuestro TAC cerebral).

Cualquier choque psíquico nos coloca en un estado de estrés, tanto más agotador cuanto más intenso sea el choque. Podemos mantener el control en una situación difícil durante un tiempo, pasado el cual, o reposamos o "empezamos a desvariar", "perdemos los papeles",...

Es como los adictos al azúcar en su momento de bajón de azúcar en sangre. O consiguen comer algo (o "tomarse un café" -con su dosis de azúcar-) o cada vez están más desasosegados y pueden llegar a desmayarse (que es un descanso forzado por el cuerpo).

Tentaciones del enfermo mental

(Las tentaciones son insinuaciones que nos hacen demonios)

Riesgos que corre (como cualquier otra persona):

Nota: "no debemos olvidar la afirmación de muchos especialistas, según la cual apenas hay en el mundo actual un hombre que no presente defectos psíquicos mayores o menores". El alma lo es todo. p.378; Dr. Franz Völgyesi

“Científicamente sabemos que la psicosis, la ansiedad y la depresión no son enfermedades cualitativamente diferentes a las experiencias que tiene la población, sino que tienen un solapamiento importante con la función normal. Los trastornos mentales son la exageración de procesos mentales y fisiológicos que todos tenemos. Eso no es algo que diga yo, se ha demostrado con estudios en la población sana.” Fuente: www.elconfidencial.com

Una cierta ansiedad es inherente a la vida humana, al ejercicio de la libertad.

Nota2: "El que no está conmigo está contra mí, y el que conmigo no recoge, derrama. Cuando un espíritu impuro sale de un hombre, recorre los lugares áridos buscando reposo, y no hallándolo, se dice: Volveré a la casa de donde salí; y viniendo, la encuentra barrida y aderezada. Entonces va y toma otros 7 espíritus peores que él, y, entrando, habitan allí, y vienen a ser las postrimerías de aquel hombre peores que los principios."

Profesionales como el del artículo citado en la nota anterior, prometen que con el nuevo sistema todo será mejor (lo que dicen todos, aunque éste tenga un poco más razón).

“El tratamiento es algo a largo plazo, es decir, se trata de mejorar la resiliencia de forma que la gente pueda manejar su vida a pesar de tener esas vulnerabilidades. También buscar otros objetivos que den significado a su vida.”

Sin religión, que es la única que da sentido a la vida, no hay mejora duradera, ni objetivos, ni resiliencia, ni nada. “El que no está conmigo está contra mí, y el que conmigo no recoge, derrama.” No hay término medio. O entramos en la religión de nuestros abuelos (no en lo que enseña la jerarquía eclesiástica actual, por lo citado arriba), o no vamos a ningún sitio.

Enlaces

http://www.nuevapsiquiatria.es/

www.nogracias.eu
Entrevista a Mercedes Pérez Fernández y Juan Gérvas

http://postpsiquiatria.blogspot.com.es/

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright - Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba